Peto, el peón

Cuento

por Ignacio Bosero

CuentoporIgnacioBosero

Cuando yo era chico, una vuelta, veníamos del pueblo con mi papá y el cielo había empezado a ponerse feísimo, todo negro, el viento se aceleraba cada vez más, las ramas volaban y las hojas ensuciaban y hacían remolinos en el cielo. Mi padre, que sí era brujo, dijo que eso era tornado. Apuramos la marcha de la vieja camioneta Ford porque mi madre y mi hermana estaban solas en la casa, lo que pudimos porque no estaba en tan buen estado como para exigirla demasiado, por poco se le caían las chapas… Llegamos por suerte a tiempo y nos refugiamos en la chata, llamándolas a gritos para que entraran. Quedamos todos apretados, y asustados, bajo un árbol grande. El tornado pasó, con una furia anormal, apocalíptica. Se llevó completa la pieza de adobe donde nací, donde mi madre nos tuvo, esta donde estás parado, aquí donde quedan escombros, donde mataron los sapos ayer. Las camas de hierro y lo poco que había de ropa y el techo volaron completos, como simples sábanas, lo vi clarito desde la chata. Seguir leyendo “Peto, el peón”

Cesare Pavese: el fracasado del amor

Ensayo

por Nicolás Pose

Cesare Pavese: el fracasado del amor

 

Dentro de poco se cumplirán cincuenta años de la partida de este escritor fundamental del siglo XX, que nos dejó uno de los diarios más bellos y trágicos que puedan leerse, El oficio de vivir. Convertir la vida en pasado, ese afán incensante del diario de Pavese, es en realidad la única defensa que el escritor tiene contra las ofensas de la vida. Seguir leyendo “Cesare Pavese: el fracasado del amor”

HOME OFFICE -online-

Cuento 

por César Rexach

 

 

 

Leave Meeting

La verdad, no estuvo nada mal. No es lo mismo que encontrarse con ellos cinco días en la semana. Pero, dentro de todo, estuvo bien. A veces hubo problemas con la conexión, es cierto, y los chistes, Daniel, los tuvo que repetir hasta tres veces: terminamos riendo más por compromiso que por otra cosa. Mientras hablábamos, pude ver a la señora de David. Pasó radiante por detrás de su marido empujando cariñosamente a uno de los nenes: estaba tan linda como siempre. Hasta incluso en condiciones de confinamiento siguen siendo el matrimonio perfecto. La próxima vez voy a ver si me arreglo mejor. Seguir leyendo “HOME OFFICE -online-“