Dar lo que no se tiene a quien no lo es

Ensayo sobre el amor desde una perspectiva psicoanalítica

por Lic. Victoria Campos

lo-que-el-viento

“El amor pide amor. Lo pide sin cesar. Lo pide… aún. Aún es el nombre propio de esa falla de donde en el Otro parte la demanda de amor”

(Lacan, Jacques)

 

Su estructura y perfección, en todos los campos de su vida, permitía que circulara como por una ruta demarcada donde sabía cuál era el destino. Podía describirse como una excelente profesional, hija, amiga y pareja. Al mismo tiempo, nada de eso le permitía sentirse plena. Su trabajo era monótono y sentía que no podía aplicar todo su conocimiento, por otro lado su pareja era un hombre correcto, atractivo pero no le despertaba deseo. El deseo surge de la hiancia entre necesidad y demanda. Deseo es siempre deseo de alguna otra cosa, es un punto central para el psicoanálisis, Jacques Lacan lo ubica en su justo lugar: “el deseo es la esencia del hombre”. De ahí que el objetivo del psicoanálisis sea llevar al analizante a reconocer la verdad sobre su deseo.

Seguir leyendo “Dar lo que no se tiene a quien no lo es”

“Del grito al llamado”, por Victoria Campos

Vincent_van_Gogh_-_Wheatfield_with_crows_-_Google_Art_Project

Wheatfield with Crows, 1890. Van Gogh 

 

“Iba caminando con dos amigos por el paseo el sol se ponía – el cielo se volvió de pronto rojo – yo me paré – cansado me apoyé en una baranda – sobre la ciudad y el fiordo oscuro azul no veía sino sangre y lenguas de fuego – mis amigos continuaban su marcha y yo seguía detenido en el mismo lugar temblando de miedo – y sentía que un alarido infinito penetraba toda la naturaleza”

Eduard Munch, sobre “El grito”

Seguir leyendo ““Del grito al llamado”, por Victoria Campos”

El arte y el artista

El impulso creativo y el desarrollo personal , Traducción de la introducción de Ludwig Lewisohn

por María Crista Galli.

descarga (1)

 

Dijo el creador a Adán: “Te he colocado en el centro del mundo para que te sea más fácil mirar a tu alrededor y ver todo lo que hay en él. Ni mortal ni inmortal; ni de la tierra ni del cielo,  te he creado para que puedas moldearte a tí mismo, transformarte en lo que desees y superarte; podrás degenerarte en una bestia animal, o renacer con la forma de una existencia divina; los más altos espíritus son, por otro lado, desde el comienzo o al menos apenas luego, lo que son por toda la eternidad. Tú, en cambio, tienes el poder de desarrollar y crecer según tu propia voluntad; en pocas palabras: tienes dentro tuyo las semillas para brotar en cualquier forma posible de vida!”. Pico Della Mirandola 

Seguir leyendo “El arte y el artista”