Conversación con Hebe Uhart

Fragmento de una entrevista (2015)

por Isabel Lacatol

La cuarentena nos pone en estado de alarma. Es una caja de pandora. Estando adentro podés encontrar cualquier cosa.

En el 2014 quería saber cómo hace la gente para escribir. Me puse en contacto con una revista que buscaba contenido y me ofrecí a entrevistar escritores. Muchos de ellos fueron muy amables, me abrieron las puertas de su casa y respondieron las preguntas que les hice. Ese fue el caso de Hebe Uhart quien acababa de publicar El gato tuvo la culpa, en Blatt&Ríos. Seguir leyendo “Conversación con Hebe Uhart”

“Amante del universo. Entrevista a Martín Reznik”, por Magalí Díaz Moreno

El Gnomo & La Filarmónica Cósmica, grupo creado por Martín Reznik, acaba de estrenar su disco nuevo, denominado Futuro. En esta entrevista nos va a hablar sobre su carrera, sus bandas y  su nuevo disco.

Pablo Mekler

 

¿Cuáles son las inspiraciones fundamentales, en tu experiencia, a la hora de componer una canción?

Creo que, la fundamental, parte de la experiencia en vida. Las canciones que más nos gustan, que más nos tocan son expresiones que vienen de un lugar misterioso. Las que tocan esa fibra común del sentimiento o inconsciente colectivo, como decía Charly. Hay cosas que nos atraviesan a todos, por igual. Las canciones más lindas son las que logran tocar esas fibras comunes. Yo trato de, con el correr de los años, ponerlo de la forma más espontánea posible. Me inspiran los lazos, la amistad, el amor, las personas, lo que pasa en la sociedad, como por ejemplo, la modernidad.

Seguir leyendo ““Amante del universo. Entrevista a Martín Reznik”, por Magalí Díaz Moreno”

“Corazón porteño. Alejandro Meola y su música”, entrevista por Magalí Díaz Moreno

Alejandro Meola es un cantautor y guitarrista que vive en Nueva York. Nacido en Miami, creció en la ciudad de Buenos Aires.

Su música se enmarca dentro del rock/blues, ocasionalmente mezclando elementos de varios otros estilos como el soul, jazz, reggae, tango y ritmos folclóricos latinoamericanos.

Alejandro Meola 1

¿Cuál fue el momento en el que decidiste hacerte músico?

Siempre tuve una vocación muy marcada. A los doce o trece años encontré una guitarra abajo de una cama y después de ahí, no la solté más. Empecé a rasguearla con una moneda de cincuenta centavos y a escribir las primeras canciones. En la secundaria, empecé a armar bandas, a salir a tocar por los bares y a hacer algunas grabaciones.

Seguir leyendo ““Corazón porteño. Alejandro Meola y su música”, entrevista por Magalí Díaz Moreno”

Brian Eno: una entrevista

Traducción de la conversación con Artscape, en el marco del festival Luminous, Sydney.

por María Crista Galli

maxresdefault

Músico, tecladista en Roxy Music, productor de David Bowie, Devo, Talking Heads, David Byrne y U2, artista visual y coleccionista de discos. Un genio.

 En conversación con Artscape, ABC HD, Australia, 2009, en el marco del festival Luminous, en la Ópera de Sydney, en el que participaron, además de Eno, Jon Hopkins, Jon Hassell, Lee Scratch Perry  entre otros.

Seguir leyendo “Brian Eno: una entrevista”

“Fusión de sonidos latinoamericanos y del mundo”. Entrevista a Dúo Finlandia, por Paula Impellizzeri

descarga (6)

El exquisito folk electrónico argentino-brasilero continúa su búsqueda creativa con su reciente disco Migrantes: “Si la gente disfruta de lo que hacemos nosotros somos felices.

duo_finlandia_middle_56669

Dúo Finlandia está conformado por Mauricio Candussi (Argentina) y Raphael Evangelista (Brasil). Desde el 2010 el dúo se destaca por la fusión de músicas latinoamericanas, no sólo las típicas, sino aquellas no  tan conocidas, como las que pueden descubrirse adentrándose en un pueblo luego de un viaje en bote. Un año antes, Mauricio y Raphael se habían conocido al  escuchar sus respectivas bandas en una gira compartida.  Así nació la amistad; junto con ella, una curiosidad musical por los ritmos de ambos países. La fusión tuvo éxito y se transformó en un sello del dúo: la exploración de la música de los pueblos de Latinoamérica, como fuente de inspiración para la composición de sus temas. Migrantes, su quinto disco, será presentado en la gira que comienza en abril de este año. Han recibido numerosos premios en su trayectoria artística.

Un público que los escucha bailando y canciones con múltiples ritmos e instrumentos son sus principales logros.

 –¿Por qué folk electrónico?

En un comienzo el proyecto era más lounge, chill out, pero después pensamos que sería bueno explotar la mezcla de países y la riqueza de ritmos y sonidos. Ahí acentuamos la idea de folk- electrónico.

-¿Cómo fueron sus influencias musicales desde chicos?

Nuestras influencias de la infancia son el pilar fundamental de Finlandia. La música que escuchábamos en casa es lo que hacemos ahora, solo que mezclado con máquinas y sonidos electrónicos. Los dos tuvimos educación musical formal y también estuvimos en varias bandas antes del proyecto. Llegamos con una buena experiencia y eso nos ayudó mucho, pusimos todo ese aprendizaje a disposición del dúo.

 -¿Qué ritmos musicales fuiste adquiriendo e integrando a tu música durante el transcurso de tu carrera?

Yo siempre fui y sigo siendo muy ecléctico. Mis proyectos anteriores siempre fueron de contenido muy abierto, de fusión. Ahora igual, Finlandia comenzó como un dúo de electrofolk argentino y brasilero, luego expandimos a los ritmos sudamericanos, luego latinoamericanos. Nuestro próximo disco será de World Music, donde vamos a movernos por muchos lugares nuevos.

-Para llegar al jazz imagino que hubo una técnica musical de mucha práctica. ¿Cómo fueron sus trayectorias de formación musical?

Con Finlandia tocamos en varios festivales de Jazz, eso habla también de la apertura del contenido de lo que hacemos. Pero nuestra propuesta no está centrada en la destreza técnica sino en poder congeniar y presentar sonoridades de varios lugares. Queremos que todos los públicos puedan escuchar nuestra música sin sentir que necesitan una formación musical previa para disfrutar.

-¿Por qué elegir un país nórdico para el nombre? ¿Tiene que ver con algo del folklore de esas latitudes?

El origen del nombre tiene varios condimentos. Primero, el proyecto inicialmente era más chill out, lounge, muy tranquilo. Y la imagen del país nos remitía a esas sensaciones. También en esa época yo estaba muy entusiasmado con la literatura, la filosofía y el cine finlandés. Otra conexión más viene del tango finlandés, un poco diferente al argentino en lo musical pero muy similar en lo emocional.
Pudimos tocar dos veces en Finlandia. La segunda vez me quedé una semana en Helsinki y la verdad fue buenísimo, pude entender un poco más de la cultura y su manera de ver las cosas.

-¿Qué te llamó la atención de Finlandia?

Los finlandeses son personas muy tranquilas, introvertidas pero muy amables. Tienen una cultura muy mezclada, con influencias rusas, suecas, escandinavas, vikingas. En ese sentido me gustó su diversidad de ideas, similar a lo que hacemos con el dúo. Tienen un invierno muy duro, de muchos meses muy fríos y con poco tiempo de luz. El verano no es tan largo como el invierno. Me pasó de estar a la 1 de la mañana y que todavía haya restos de luz solar en el cielo, muy loco eso.

-¿Qué música escuchan actualmente, además de los músicos que han conocido y van conociendo en sus giras?

Uff, ¡escuchamos absolutamente todo! Después metemos todo eso que escuchamos en la licuadora y salen nuestras influencias. Sí, tenemos algo de inquietud que nos hace estar todo el tiempo buscando y escuchando cosas nuevas. En mi caso es permanente, estoy siempre interesado en música que no conozco o recién hecha.

-¿Han tenido alguna anécdota con algún músico en esta travesía de producir “Mundo Rural”, que les haya recordado su búsqueda?

Anécdotas, ¡miles! De todo tipo, forma y color. Y en todos nuestros discos y giras. Cosas buenas y momentos difíciles. Desde cruzar de país en canoa hasta tocar en pueblitos que no tenían ni luz. Todos esos viajes y paisajes son nuestra principal fuente de inspiración y recursos musicales. De ahí sacamos para construir nuestros futuros discos.

-Por medio de su música, ¿se plantean generar una especie de conciencia social?, por ejemplo, visibilizando mundos que pueden sentirse apartados de la sociedad, en su último disco “Mundo Rural” o rompiendo estereotipos propios del capitalismo, estereotipo del varón, de la mujer? Me surge esta última pregunta al ver su video clip de La Milonga.

Desde lo artístico apuntamos directo hacia ese lugar. Musicalmente por ejemplo, tocamos ritmos poco conocidos afuera de nuestros países. Tocar huayno electrónico o Xote fuera de Argentina o Brasil va en esa dirección, visibilizar esas otras partes de nuestras culturas que no son las estereotípicas como el tango o la bossa nova. No hacemos música for export, sino que llevamos lo que nos parece más valioso, menos escuchado y más lateral. Y también la fusión, que es otro pilar estético que tenemos. Nuestro segundo disco fue “Carnavales”, donde grabamos música específicamente de carnaval, que es el momento donde se fusionan las personas, los géneros, las ideas, los estatus sociales, las etnias, las comidas, los sonidos. Creo que eso refleja un poco nuestra manera de hacer y lo que pensamos. El videoclip de La Milonga es un reflejo de eso también.

-El reciente disco, “Migrantes”,  me imagino que el nombre tiene que ver con su experiencia de viajar por el mundo. ¿Qué tiene de especial y de distinto, si pudieran darle una característica que lo separe de los demás?

Definitivamente Migrantes tiene que ver cien por ciento con lo que venimos viviendo todos estos años. En un reportaje un periodista brasilero nos llamó Gitanos Modernos. Creo que va muy bien con Finlandia.
Con respecto a los discos sí, cada uno tiene su característica. “Nandhara” (y “Extensión” que es una continuación) es nuestro primer disco y ahí se puede ver la idea en bruto. “Carnavales” es toda música de carnaval argentino y brasilero. “Dale” es un disco de colaboraciones con artistas de todo el mundo que conocimos en los viajes. “Mundo Rural” es música de campo, ritmos y sonidos rurales.
“Migrantes” es música de viajero, pero de nuestros viajes.

-¿Qué preparan para su nuevo disco?

El nuevo disco es un giro estético ya que vamos a jugar con la World Music incorporando elementos africanos por ejemplo, para mezclarlos con nuestra música.

¡Primero nos gustaría que el disco esté bueno! Después, como siempre, tenemos muchas cosas en la cabeza. Algo que nos gustaría en un mediano plazo es poder tocar en África y Asia. Tuvimos varias invitaciones con los otros discos, vamos a ver si lo podemos concretar esta vez. Y un deseo permanente es que la gente disfrute escuchando nuestra música. Parece algo simple pero es super difícil de lograr. Cada vez que hacemos un disco nuevo está ese frío en la panza de saber cómo va a ser recibido. Si la gente disfruta de lo que hacemos nosotros somos felices.

 

Pueden escucharlos acá: Finlandia música

Paula Impellizzeri (1975, Buenos Aires) Es Licenciada y Profesora en Comunicación Social y trabaja en escuelas. Publicó poesía en Magazín Literario y participó en una obra teatral basada en cuentos de John Cheever. Le apasiona escribir, la música, el teatro y todo evento creativo. Sus intereses actuales y objetivos a futuro tienen que ver con búsquedas personales y colaborativas en teatro, piano y escritura.

 

Música: “El tiempo se estira y se deforma”. Entrevista a Peluqui de Las cosas que pasan, por Isabel Lacatol

La banda se forma a fines del 2015 en Mendoza, después que desparece Lavanda Fulton porque uno de los chicos del grupo tomó la desición de irse, se tomó el palo. En el 2016 salió el disco y ahora preparan el segundo que estará listo a principios de marzo, se trata de un disco más convencional, dice, de unos treinta y cuatro minutos de duración.

El disco inspiró al productor musical Gonzalo Elizondo, amigo de Peluqui, a crear el sello Microdiscos (microdiscos.com) que solo graba discos de diez minutos.

Las cosas que pasan surge como un proyecto solista, con el tiempo han participado distintos músicos, hoy la banda está conformada.

 a2159221334_10

-El disco parece tener una influencia bastante ecléctica, por un lado se puede reconocer a Nirvana, una lírica cercana a Spinetta y algo de psicodelia.  Sin embargo, ¿podría decirse que es un disco punk?

Supongo que tiene algo de punk, lo que me marcó en la adolescencia fue Nirvana, después ya más de grande Tame Impala, esas son las dos grandes influencias que creo hay en el disco. Por otra parte, en relación a las letras siempre me gustó escribir, de chico me gustaban los temas vinculados a lo espiritual y ese flash, pienso que la lírica va un poco por ahí.

 -¿Qué música escuchás? ¿Cuál detestás? 

No detesto nada, me parece muy fuerte esa palabra, lo que no me gustan son las bandas de cover pero en general escucho de todo.

Como dije antes reconozco a Nirvana Tame Impala como las principales inlfuencias,  en este disco nuevo que va a salir la primer semana de marzo y que es un disco normal digamos, de once canciones, estuve muy influenciado por Grimes con el uso de las máquinas de ritmo. También escuché Kurt Vile, mucha electrónica como Nicolas Jaar, pop, en fin, cosas que no tienen nada que ver con lo que uno referenciaría a Las cosas que pasan que es más rock.  Está bueno prestar atención a estilos dísimiles porque se genera una mezcla interesante.

La música de Mendoza es la que más escucho a nivel nacional, Perras on the Beach, Usted señálemelo, Gonza Nehuén, Tito,  Las ex, Luca Bochi y Puar –me ha influenciado mucho con sus pianos y melodías-.

0019406458

-¿Cómo fue proceso de composición, dónde, en qué momento del día? ¿Hubo una idea previa o se fue dando sobre la marcha? 

El proceso de composición fue espontáneo, llegué un día recontra empepado y me salieron las dos primeras canciones del disco, se las pasé por chat a un amigo que no las pudo escuchar, después lo hizo. Esos fueron los primeros temas del disco, rápidamente salió el tercero, en algo así como dos semanas  hice las diez canciones. Igual algunas ya las tenía, solo las reformulé. A partir de ahí me concentré en la brevedad del disco.

Componer en una casa, solo, de noche o en el amanecer.

 -El disco tiene diez canciones, la más larga dura un minuto treinta nueve. ¿Por qué la brevedad en las canciones? ¿Se buscaba generar una sensación de incompletud? ¿O la corta extensión está más relacionada al enigma del haiku? 

No son canciones incompletas, son así, breves, después se fue creando el concepto que si lo escuchás de corrido, sin interrupciones, parece que pasa más tiempo, el tiempo se estira y se deforma, parece que dura media hora como un disco normal. Supongo que es por la situación que estaba viviendo que necesitaba vomitar esas canciones en pequeños haikus, aunque no sé bien qué es un haiku, me lo han repetido varias veces.

 -Aparecen varios elementos poéticos tomados del paisaje -la montaña, la luna, el mar- y otros más vinculados a los sujetos en la ciudad -la multa, el egoísmo-. ¿Dónde pasan Las cosas que pasan?  

Pasan en Mendoza y en mi cabeza, como las canciones de cualquier autor. El mar es por una ex novia que se fue a vivir al otro lado. La interpretación que pueda hacerse del disco es libre.

 Hacer música en Mendoza, tocar en Buenos Aires. ¿Está todo concentrado en capital o se diversificó?  

Componer música en Mendoza y tocar en buenos Aires, Córdoba, Santa fe,  San juan, Uruguay, Chile, como te decía antes no se da más la cuestión de “tengo que ir a Buenos aires”. Creo que se está mirando un montón hacia el interior, más teniendo en cuenta las comunicaciones que hay y los medios que tenemos para mostrar lo que hacemos, se ha equilibrado todo, no hace falta ir a exponerse a la ciudad para que lo que hacés se conozca. Hoy entrás a internet donde está todo al alcance de todos, eso nos ha facilitado el hecho de quedarnos acá e ir a tocar adonde queramos.

En Buenos aires lo que se concentra inevitablemente es la cantidad de gente, en cualquier ciudad grande podés tocar tres veces en un fin de semana que va a ir distinta gente. Acá en Mendoza no, pero hemos logrado armar la rueda, tocar un poco allá, un poco acá, en otras provincias, espero que este año se multiplique todo.

 -¿Podés contarme un poco sobre la movida musical en Mendoza -y un poco más allá- , qué está pasando y qué lugares de encuentro hay?  

Lo que está pasando es muy bueno, hacía tiempo que estaba todo estancado, se dio una simbiosis entre las generaciones nuevas y mi generación, que tenemos casi diez años de diferencia. Venía un poco por el trabajo que estaba haciendo Mi amigo invencible -que se fueron a vivir a buenos aires hace seis años-. Por otro lado, acá no hay apoyo de nada, el gobierno o cultura están ausentes, la municipalidad tiende a clausurar centros culturales, a clausurar fechas, lo que ha sido una motivación para querer hacer más y más de la manera que sea.

Tenemos relación con otros artistas, se podría decir que ahora lo que se arma es una escena que antes no había, estamos todos conectados, nos ayudamos, eso está bueno porque siempre se avanza mucho más en bloque que individualmente.

las-cosas-que-pasan-en-vc1_1000_750

-¿Cómo es el público de Las cosas que pasan y cómo les gustaría que sea? 

Nuestro público es divertido, agitador, le gusta el rock, le gusta todo. Ahora las fronteras musicales y los estilos se están borrando, por ejemplo se organizan festivales donde toca una banda de cumbia y una banda de electrónica o una de rock. Se está mezclando todo con todo, diferentes estratos sociales, diferentes palos, en la mayoría de las bandas está pasando eso. Antes tenías a los fanáticos de los Redondos y por otro lado los de Soda, ahora el mismo público de Las cosas que pasan, es el público de Usted señálemelo o Telescopios, hay menos prejuicios en el mundo en general.

Nos gustaría que fundan todo, que hagan mucho pogo.

-¿Podés hacer una balance del 2017 y contar que planes hay para este año? 

El año que pasó fue increíble, el crecimiento de la banda se dio rápido, tenemos algo así como dos años y ya tocamos como cinco veces en Niceto, teloneamos para Diiv -que es una banda que me encanta- hicimos una gira por el sur de Argentina: tocamos en Bariloche y San Martín de los Andes, viajamos un montón.

Ahora, lo que se viene es el disco que está en proceso de mezcla, la idea es ir a Chile que no fuimos nunca, volver a Uruguay, hacer todo Argentina, ir a pueblos que ya fuimos y a otros, si todo sale bien México a fin de año.

El disco se puede escuchar acá: Disco Las cosas que pasan